Skip to main content
BLOG
Finanzas  
Instrumentos de Deuda Pública

Los instrumentos de deuda son una gama de herramientas a través de las cuales una empresa, institución o similar obtiene financiamiento. Para ello, la entidad emite un instrumento de deuda adquirido por el comprador, financiando así a la entidad. A cambio, la entidad se compromete, al tratarse de una obligación financiera, a devolver la cantidad prestada en un plazo determinado. Para ello, también se pacta un reembolso, que será pagado al acreedor a cambio del servicio.

Las letras, los bonos y los pagarés son los instrumentos de deuda más conocidos popularmente. Ellas se negocian en los mercados financieros. De esta manera, en función de la actuación de los compradores, la titularidad puede ir alternándose.

En otras ocasiones hemos hablado de los diferentes tipos de deuda pública en los que podemos invertir. Siguiendo esta línea, comentaremos los tipos de deuda pública emitida por el Estado. Entre otros, existen como deuda pública Letras del Tesoro y los bonos del gobierno. La mayor diferencia entre estos activos para el inversor minorista es la diferencia en el monto y la duración de su inversión.

La Letra del Tesoro es un activo emitido por el Tesoro del Estado y tiene un vencimiento inferior a dieciocho meses. Se emiten habitualmente a seis y doce meses, por lo que son un activo muy seguro para invertir a corto y medio plazo. Cualquier tipo de ahorro, por ejemplo, puede invertirse en Letras en lugar de quedar sin utilizarse, alcanzando una ganancia a corto plazo.

Hay varias formas de adquirir esta clase de activos, entre las que se encuentran comprar en el mercado primario (emitido por el estado) y en el mercado secundario (comprando el activo a alguien que ya lo posee).

Los Bonos del Estado suelen emitirse con plazos de tres a cinco años, por lo que se consideran una inversión de mediano o largo plazo. Se caracterizan por tener una forma de pago de los intereses muy específica, por lo que se emiten declarando la utilidad a otorgar. Habitualmente son lanzados mensualmente y también se pueden comprar en mercados secundarios.

Este tipo de deuda se amortiza mediante el pago de "cupones", la generación de intereses suele producirse anualmente. El nombre de la nota proviene del hecho de que en el pasado, la deuda se emitía en papel y tenía una fecha de vencimiento. Estos cupones han sido separados del instrumento de deuda y cobrados, de hecho, sirven incluso como cambio. La ventaja de este sistema es que el pago se recibe periódicamente, sin esperar al vencimiento.

También existen Obligaciones del Estado, similares a los bonos, que se emiten a diez, quince o treinta años, por lo que son la inversión más a largo plazo.

LEER MÁS
Préstamos Personales  
Cómo Calificar para un Crédito Personal

El préstamo es un instrumento que se utiliza en diversas maneras para ayudar en las finanzas. Su utilidad es múltiple, y puede ir desde hacer una compra hasta invertir o consolidar deudas. Acceder a un crédito personal puede tener sus secretos y acá te contamos algunos de ellos. Es momentos de necesidad, ya sea por acercarse el vencimiento de una deuda o la necesidad de una inversión, se consideran distintos instrumentos financieros. El préstamo personal es uno de ellos.

Como ya se ha dicho en este espacio, antes de acceder a un préstamo personal (o a cualquier instrumento financiero dado el caso) es necesario analizar la situación personal (el motivo por el cual deseo obtener un préstamo, mi condición financiera, mis posibilidades de pago, etc.), el objetivo al cual lo voy a destinar y las características del instrumento financiero en sí. Esto se hace para sacar el máximo provecho y no verse envuelto en situaciones difíciles de sobrellevar en el futuro.

Son variados los requisitos que nos pueden requerir a la hora de solicitar un crédito personal. Algunos tienen que ver con la situación personal y otros con la situación económico-financiera de la persona que lo solicita. En primera medida, para todos los créditos se solicitará el Documento Nacional de Identidad. Para calificar para la mayoría de los préstamos personales, el solicitante debe ser mayor de edad y no superar una edad máxima que suele rondar los setenta y los ochenta años.

Luego, será necesaria una demostración de ingresos, independientemente de la situación laboral en la que se encuentre. Si la persona es autónomo o profesional independiente, se le podrá requerir los últimos pagos realizados y/o la constancia de inscripción. Si en cambio, el solicitante se encuentra en relación de dependencia, generalmente se solicitan los últimos tres recibos de sueldo. Adicionalmente, los bancos suelen pedir un servicio o impuesto a nombre del solicitante, que sea actual y que esté pago.

Por último, se procede a considerar su historial crediticio. Informes de historial financiero, como los que presenta el Banco Central, se considerarán para saber si el solicitante califica. A su vez, los ingresos mensuales serán determinantes: si son, en promedio, medios o altos, será más fácil la obtención de un crédito.

El Banco o entidad que otorgue el crédito analizará, finalmente, otros préstamos o servicios que pague por me el solicitante. De modo de cotejar y verificar si los ingresos son suficientes para afrontar todos los compromisos.

LEER MÁS
Préstamos Personales  
Qué tener en cuenta al pedir un préstamo

Un préstamo puede ser una herramienta financiera de mucha utilidad. Los fines son por demás variados, y pueden ir desde consolidar deudas hasta realizar inversiones. Pero, ¿qué es lo que hay que considerar a la hora de solicitar un préstamo? Aquí mencionamos algunos de los factores que entran en juego.

En primer lugar, una obviedad: siempre es conveniente asesorarse. Ya sea por una fuente o varias, por una entidad financiera o alguna que no lo sea, es una buena decisión tener información de diferentes fuentes a la hora de tomar una decisión. De esta forma, se podrá tener una noción general del tema, así como de cuestiones particulares tales como el costo financiero total o los requisitos para el otorgamiento.

Una de las primeras cuestiones a resolver es el tipo de préstamo que se solicitará. Esta decisión en general depende de la finalidad que le vayamos a dar o de la necesidad que tengamos. No es necesario incurrir en gastos que no hacen al objetivo final del préstamo.

Luego, podemos pasar a la entidad que otorgará el crédito. Si uno ya es cliente (por ejemplo, por poseer una cuenta sueldo allí), probablemente goce de algunos beneficios extra, dado que los bancos siempre están en búsqueda de la fidelización de los clientes. Además, en estos casos es más fácil comprobar el nivel ingreso o patrimonio, por lo que la entidad asume menos riesgo al otorgar el crédito. Es por eso que resulta provechoso consultar por las facilidades que ofrece el propio banco antes de consultar en otras fuentes. Incluso, puede haber comodidades en el pago, como descuentos de la cuota mensual directos de la cuenta.

En artículos anteriores vimos la diferencia entre la Tasa Nominal Anual y el Costo Financiero Total. Este último es el que hay que analizar a la hora de obtener un préstamo, dado que incluye los gastos administrativos, las comisiones, seguro y la tasa de interés. Si bien en un principio puede ser más complejo de leer, es el que nos dará una pauta real de lo que costará el instrumento financiero.

Las tasas son otro elemento a considerar, conjuntamente con los plazos. Si bien no son una opción en todos los casos, las tasas fijas suelen ser más convenientes. En caso de plazos de cancelación largos, los intereses serán mayores, aún siendo la cuota menor.

Cuestiones secundarias como la precancelación se pueden considerar también. Quizá no sea tan determinante como lo descrito arriba, pero suman información a la hora de tomar una decisión.

LEER MÁS
novedades
Tasa de Interés Fija Vs Tasa de Interés Variable

Los productos financieros, sean préstamos personales, créditos hipotecarios u otros, tienen sus características particulares, siendo una de las más importantes la tasa de interés que se le aplicará. Aquí podemos diferenciar dos grandes grupos: la tasa variable y la tasa fija.

Podemos describir brevemente cada una de ellas: la tasa fija hace referencia a un interés sin cambio en el crédito mientras dure el préstamo. Esto se dará si se cumplen determinadas pautas, como ser que no se modifiquen las condiciones del crédito o que los pagos se realicen en tiempo y forma. La tasa variable, en cambio, es incluida en tipos de financiamiento en los que los importes a pagar pueden cambiar, dependiendo de las variaciones en el mercado (esto puede ser tanto a la alza como a la baja).

Es obvio decir que el factor tiempo es crucial en este tipo de operaciones. Si el prestatario trabajara con una tasa fija en un préstamo a largo plazo, estaría más a resguardo que si lo hiciera con una tasa variable. Es consejo de los especialistas trabajar con tasas variables cuando los créditos son a corto plazo, y por el contrario, con tasas fijas cuando son a largo plazo (como sería la situación de los créditos hipotecarios, por ejemplo).

Esto se explica dado que, si bien la tasa fija es más alta, no conlleva los riesgos que suponen las fluctuaciones de la economía. Es decir, en caso de que las tasas de interés suban, el contratante estará a resguardo. Por supuesto, como contrapartida si las tasas de interés bajan, no alcanzará a ser beneficiado por estas nuevas condiciones.

También podemos relacionar las condiciones del contratante directamente con las tasas. Elegirá préstamos asociados a tasas variables una empresa (o persona) que tenga ingresos que vayan de la mano con determinadas condiciones, y por tanto puedan variar. En cambio, quienes tengan ingresos fijos (en su totalidad o en su mayoría), pretenderá también tener tasas fijas en sus préstamos.

Para los recién iniciados, las tasas de interés fijo tienden a ser más sencillas de comprender. Las tasas variables requieren entender los tiempos, qué tan pronto pueden subir y bajar, los límites que las comprenden y otras circunstancias. Es por eso que en general utilizan tasas variables aquellos con cierta experiencia en el tema.

En los últimos tiempos ha surgido una tasa de interés mixta, la cual está basada en la mezcla entre la fija y la variable. Los clientes negocian un lapso con la fija y otro con la variable. Aquí, el riesgo es más alto que el de la tasa fija, por lo que quizá su valor sea inferior.

novedades
¿Qué es la Tasa Efectiva Anual (TEA)?

En el artículo anterior hicimos mención a las diferentes tasas que pueden tener los productos financieros, destacando su importancia. Para luego definir la Tasa Nominal Anual (TNA). Pero conforme desarrollamos sus características, nos encontramos con una tasa quizás más importante aún: la TEA. En este artículo nos explayaremos sobre ella.

Vimos que dentro de producto de inversión o de deuda se declara el TNA, siendo un índice útil para evaluarlo. Pero su mayor defecto es que no incluye la capitalización, es decir, no se ajusta al tiempo de paga, por lo que no es tan preciso. En la práctica, funciona como un cálculo de interés simple, de modo que se toma como referencia. Su utilidad es meramente comparativa y nos permite estimar tasas efectivas.

Así llegamos a la TEA: estas siglas responden a la Tasa Efectiva Anual. Es una medida más precisa de los intereses a pagar. Dado que la TNA no incluye la capitalización, la TEA (y su consecuente disparidad con la TNA) crece si la capitalización se da con más frecuencia.

Si bien la TNA es más fácil de leer y sirve para realizar comparaciones, en el rendimiento de un plazo fijo, por ejemplo, no servirá para comprenderlo en su totalidad, por lo que hay que considerar la TEA, dado que ella incluye la capitalización de los intereses.

La TEA es la tasa de interés que finalmente se gana o se paga en una inversión o cualquier otro producto financiero, dado que es el resultado de la capitalización de intereses dentro de un período determinado. También tiene otros nombres como tasa anual equivalente o tasa de interés efectiva.

Por ejemplo, en un plazo fijo, la TEA indicará el total que se obtendrá al cabo de un año, tomando en cuenta y en función de las renovaciones elegidas previamente: la TEA se verá modificada si en un plazo fijo durante un año renovamos mensualmente o semestralmente.

Si bien en primera instancia la lógica indica que la TEA capitalizada mensualmente será mayor que la semestral, también es cierto que los bancos, según el tipo de colocación que necesiten, aplican diferentes tasas a sus productos.

Por último, es necesario comprender la diferencia entre la TEA y el Costo Financiero Total (CFT). Si bien ambas tasas se expresan anualmente, no hacen referencia a lo mismo. La TEA es el costo del dinero, con sus capitalizaciones, en un año (intereses más el capital). El CFT incluye la TEA, pero también costos operativos y otros relacionados, como puede ser el seguro de vida.

novedades
¿Qué es la Tasa Nominal Anual (TNA)?

Dentro del mundo de las finanzas, es importante analizar las diferentes tasas que pueden estar incluidas en los productos financieros. Una de ellas, quizá la más importante, es la Tasa Nominal Anual (TNA).

Dentro de un producto de deuda o inversión se declara la T.N.A. Una de sus principales características es que no incluye la capitalización, es decir, no se ajusta al tiempo de paga, sea mensual, semestral o anual. En la práctica, funciona como un cálculo de interés simple. Se trata de una tasa de interés de referencia que establece el precio del dinero sin importar la frecuencia de capitalización generada a partir de los ahorros realizados o el préstamo obtenido.

Contrariamente a lo que se cree, la TNA no tiene funcionalidad al momento de calcular ingresos o deudas. Su función radica en ser una herramienta comparativa por lo directo de sus números. Es decir, es una clara referencia y nos permite estimar las tasas efectivas.

La tasa nominal anual y la tasa efectiva anual sólo coinciden cuando los intereses capitalizan en una única vez durante el año. Al incluir el período de capitalización, la T.E.A es una medida más precisa de los intereses. Si la capitalización se realiza con mayor frecuencia, crece la diferencia entre la tasa de interés efectiva y la nominal.

En el caso de un plazo fijo, contamos con la tasa nominal anual y la tasa efectiva. Ambas son importantes, pero para el común de la gente la TNA es una referencia más fácil de leer, aunque no servirá para comprender el rendimiento del plazo fijo. Idealmente, hay que considerar la tasa efectiva.

Claramente respecto a la TNA: si se coloca a un año el plazo fijo, y no se retira el dinero, el pago será el que indique la tasa.

En caso de la TNA en un préstamo, si la devolución se hace en un solo pago, la tasa es el porcentaje que se aplicará sobre el monto solicitado, el cual se pagará al año. El costo financiero total (CFT) son los cargos a enfrentar a la hora de un préstamo, por lo que incluye la TNA.

Para resumir, al momento de solicitar un préstamo hay que analizar las distintas ofertas y para ello se considerará el Costo Financiero Total. El CFT incluye la TEA (que es la que se pagará en la práctica), las comisiones y los gastos.

Si bien se puede seguir considerando la TNA como referencia o como aproximación, el Costo Financiero Total (TEA más comisiones y gastos) es el número a tener en cuenta.

novedades
Beneficios de un Préstamo para el Prestador

En artículos previos hemos revisado qué es un préstamo y su metodología. Y en el último desarrollamos los beneficios que tiene quien lo solicita. Pero una parte del proceso es entender el rol del prestador. Cuáles son sus funciones, sus beneficios y sus obligaciones.

Primero repasemos bien la definición de préstamo: una persona (prestador) entrega una cantidad de dinero al prestatario (la persona que lo solicita) a cambio de la devolución de ese dinero más intereses y/o costos al cabo de un tiempo determinado. El préstamo es un instrumento financiero que puede ser utilizado de diversas maneras, tanto para invertir como para realizar una compra, o también consolidar deudas, entre otras.

Hoy explicaremos brevemente el rol del prestador, pero en principio vamos a decir que es una persona habilitada, un banco o una entidad financiera, que está en condiciones de ofrecer un préstamo.

Dependiendo si requieren garantía o no, los préstamos pueden dividirse en dos grandes grupos. El préstamo personal garantizado es aquél en el que el prestador pone como condición para realizarlo que quien lo solicita disponga una garantía como colateral en caso de que no puedan afrontar los pagos acordados. En este caso, el prestador tiene un refuerzo que le asegura sus chances de cobrar su inversión.

En el caso del préstamo personal sin garantía, el prestador prescinde de solicitarla, ofreciendo facilidades para obtenerlo. Lo cierto es que al no contar con un respaldo, corre un mayor riesgo en caso de que el solicitante no pueda afrontar las cuotas de pago, por lo que las tasas de interés que dispondrá el prestador serán más altas.

El préstamo puede tener muchos fines, como ser afrontar gastos inesperados, consolidar deudas o financiar una compra muy grande. En general, el fin para el que se lo utilice no incide en el instrumento financiero en sí. Pocas veces en un préstamo personal el prestador preguntará en qué se utilizará. En todo caso, el solicitante debería tenerlo claro para acceder a un préstamo que se ajuste mejor a sus necesidades.

La función del prestador es ofrecer un instrumento financiero accesible, que no cuente con las burocracias de varias tarjetas de crédito, por ejemplo. Será más atractivo si las pautas quedan claras: cuánto dinero se presta, a qué tasa, con qué costos y en qué plazo.

Si bien el prestador es quien asume los riesgos, estará en él balancear todos los elementos de un préstamo a fin de que le resulte redituable.

novedades
Beneficios de un Préstamo para el Beneficiario

En artículos anteriores hemos revisado qué es un préstamo y su metodología. Es un instrumento que puede ayudar en las finanzas de diversas maneras, ya sea para hacer una compra, invertir o consolidar deudas. Hoy desarrollaremos los múltiples beneficios que puede ofrecer tomar un préstamo.

Primero brindaremos una breve definición: un préstamo es una cantidad de dinero que el prestador (una persona habilitada, un banco, una entidad financiera, etc.) le otorga a un prestatario (el que lo solicita) a cambio de la devolución de ese dinero más intereses y/o costos al cabo de un tiempo determinado. Los costos pueden variar según qué incluyan (por ejemplo, seguro de crédito), por lo que las tarifas variarán según la entidad que otorgue el préstamo.

Los préstamos a su vez pueden dividirse en dos grandes grupos, según requieran garantía o no. El préstamo personal garantizado requiere por parte de quien lo solicita ofrecer una garantía como colateral en caso de que no se puedan afrontar los pagos acordados. En el caso del préstamo personal sin garantía, es más sencillo de obtener, pero al no contar con un respaldo, las tasas de interés probablemente sean más altas.

Entre los beneficios que conlleva pedir un préstamo, podemos contar con la multiplicidad de fines: un préstamo puede servir para afrontar un gasto inesperado (un arreglo urgente de la casa o el auto), financiar una compra muy grande (en caso de que las tasas de interés sean menores a las de la tarjeta de crédito, por ejemplo) o consolidar deudas (se combinan múltiples deudas y se la maneja como una sola, con más facilidades y menor tasa de interés).

Por otra parte, es cierto que un préstamo personal muchas veces es más fácil de manejar financieramente que distintas tarjetas de crédito, las cuales pueden contar con variedad en la tasa de interés, en la fecha de cierre o en los saldos.

En ese sentido, el préstamo personal es más “programable”: es más fácil de organizar dado posibilita saber la cantidad total a pagar, durante cuánto tiempo se harán los pagos y cuánto dinero es por mes.

Por último, un préstamo personal es una buena forma de desarrollar un historial de crédito positivo. Cuando se obtiene un préstamo personal, y se cumple con los pagos en tiempo y forma, se establece un puntaje de crédito sólido, por lo que se establece un historial crediticio favorable.

novedades
El Echeq Ha Llegado para Quedarse

La modernización de los sistemas trajo muchos cambios y beneficios en diferentes ámbitos. Y el financiero no es la excepción. El Echeq hizo el desembarco definitivo, y cada vez son más los que optan por esta forma de operar. ¿Se acerca el fin del cheque físico? Es prematuro afirmarlo, pero las ventajas del Echeq son innegables.

Repasando sus orígenes, el Echeq no fue más que otro de los elementos conocidos previamente, que se han visto transformados gracias a la tecnología. Si bien está en el mercado hace un tiempo y muchos habían adoptado su utilización, no fue hasta la pandemia ocasionada por el Covid-19 que aumentó su popularidad, hasta convertirlo en uno de los instrumentos más solicitados, creciendo exponencialmente en los últimos años.

¿Qué hizo del Echeq una herramienta tan útil? Básicamente su sencillez y facilidad para la operatoria, dado que es un medio de pago enteramente digital, por lo que ahorra tiempo y costos, a la vez que disminuye el margen de error.

El Echeq funciona igual que un cheque físico (en cuanto a tipos de pago, endosos, etc.), con la salvedad de que circula únicamente por medios electrónicos, a través de infraestructuras del mercado financiero autorizadas o entidades financieras. Por ello, es que tiene virtudes tales como reducción de motivos de rechazo, es más seguro, reduce los costos operativos, el endoso y la circulación son más sencillos, y ante eventuales rechazos, la operatoria es más sencilla.

Es por eso que el Echeq ha llegado para quedarse. Si bien no es un servicio obligatorio, cada vez más son más las entidades financieras que lo ofrecen e incluso lo ponderan por sobre el cheque tradicional, dado que es un instrumento financiero que solicitan más clientes. Esta es una batalla continuará dándose en el futuro, entre los medios de pago tradicionales como el dinero en efectivo o las tarjetas, y los más modernos como el Echeq o el código QR.

Los medios de pago modernos parecen tener la batalla a largo plazo ganada. Las ventajas que le permite la virtualidad parecen ser insuperables. Los costos se reducen, como así también los errores en todo el proceso, dándose un círculo virtuoso en la operatoria. Si tomarán el control absoluto de los medios de pago todavía es incierto. Pero sí podemos afirmar que los medios de pago virtuales han llegado para quedarse. Y cuenta con el Echeq como una de sus estrellas más prominentes.

novedades
Descuento de Cheques de Terceros

El descuento de cheques en el mercado de capitales es un sistema que habilita a las empresas que posean cheques a cobrar en un futuro, venderlos en el mercado y así adelantar su cobro. El plazo máximo para estos cheques es de 360 días. Según la entidad que lo provea, el descuento de cheques permite anticipar hasta el 100% del cobro de cheques con fecha de pago futura.

La operación está habilitada tanto en sucursales (modalidad presencial) como en web y mobile (modalidad online).

En algunos bancos, se requiere ser previamente cliente para poder iniciar la acción. A su vez, es muy probable que se solicite contar con la calificación crediticia necesaria (la cual es otorgada por el banco), como así también límite disponible para liquidar la operación.

A su vez, hay otros tipos de requisitos. Técnicamente, para operar online se debe tener un usuario y una contraseña, para luego poder dar de alta la funcionalidad “Descontar cheques” (donde se revisa que se cumplan con los requisitos contados previamente). También se deben contar con los cheques en custodia del banco. En tanto que los dispositivos móviles deben contar con capacidad para descargar la app y con cámara de fotos.

En cuanto a los costos, el banco descuenta una tasa de interés y comisión prefijada que se revisa periódicamente según valor de mercado. Cuando se realiza la operación, se indican esos montos principalmente en base al plazo de vencimiento del cheque.

Según quién se haga responsable del pago, los cheques de pago diferido pueden catalogarse en tres sistemas de negociación:

  • Sistema avalado: aquí, las pequeñas y medianas empresas tienen permitido negociar cheques propios o de terceros. Para ello, deben contar con una garantía de una sociedad de garantía recíproca (SGR), la cual avala el pago del cheque. Las tasas más bajas de descuento se negocian en este sistema, ya que cuentan con el aval de pago del cheque por parte de la SGR.

  • Sistema de patrocinado: aquí, una empresa recibe la autorización del Merval para que se negocien en el mercado de capitales los cheques que emitió para financiar sus actividades.

  • Sistema de cheques endosados: en esta modalidad, pueden negociar los cheques de sus clientes en el mercado aquellas sociedades listadas con acciones y obligaciones negociables en el Merval.

La empresa tomadora de deuda obtiene como beneficio las tasas de descuento de cheques más bajas del mercado (además de prestigio por operar en el Mercado de Capitales).

novedades
Créditos para la Producción

En épocas difíciles para la economía, una de las formas que tiene el Estado de buscar la reactivación es ofrecer créditos que estén destinados a la producción. De esta manera, poder accionar puestos de trabajo, inversión y circulación de dinero.

En el contexto de transcurso de la pandemia por el Covid, el Gobierno decidió disponer de $5.000 millones en concepto de ampliación del fondeo de las líneas de financiamiento a proyectos de inversión de productivos de micro y pequeñas empresas (Mipymes) y cooperativas. Esto continúa el proyecto original de Créditos Directos para la recuperación Productiva, que contaba con menos de la mitad del dinero.

No sólo cuenta con la inyección de dinero para financiar el sector de la producción, sino que ahora se ha mejorado la gestión, pudiendo solicitarse sin necesidad de intervención bancaria, según lo informado por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Con el respaldo del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP), el Gobierno aumentará $5000 millones la financiación de estos proyectos. Los fondos con los que contaba el proyecto hasta el momento eran de $3500 millones, asignados en un 85%. Las líneas directas, con esta nueva ampliación, cuentan ya con un total de $8500 millones.

Según se explicó, la ampliación se debe a un sostenimiento de la demanda del financiamiento, y así poder mantener el cumplimiento de los objetivos. Es por eso que se cree que los créditos directos para la Reactivación Productiva, junto con la inclusión financiera de las Mipymes (que tienen dificultades para acceder al financiamiento de tipo bancario), serán de gran valía.

Según se indicó, el incremento del cupo por $5000 millones permitirá ampliar una política pública que ya demostró éxito al acompañar a Pymes que invierten, al tiempo de que crecen y generan empleo, contribuyendo así con la recuperación de la Argentina.

El FONDEP entregará financiamiento desde $200.000 hasta $15.000.000 proyecto, según se informó. Los plazos de los créditos serán hasta siete años, contando con una tasa nominal fija anual en pesos del 18%.

Para acceder, los proyectos podrán ser respaldados por Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR) y otros Fondos de Garantía. Sí es excluyente que el financiamiento se destine a la incorporación de bienes capitales nuevos, remodelación de la infraestructura productiva de la empresa o ampliación. También se podrá financiar capital de trabajo incremental asociado al proyecto de inversión.

Entre los requisitos a cumplir, la empresa debe contar con un mínimo de 12 meses de ventas comprobables y que se encuadre en alguno de los siguientes sectores de actividad: Industria, Servicios Industriales, Agroindustria, Petróleo y gas, Textil y calzado, Metalmecánica o Autopartista.

También hay un beneficio en empresas lideradas por mujeres, las cuales podrán incorporarse desde otros sectores de actividad, siempre a criterio de la Autoridad de Aplicación.

novedades
Créditos para Importaciones

La financiación de importaciones es un crédito o préstamo destinado al pago anticipado y/o financiamiento de importaciones de bienes sin uso, otorgados en moneda extranjera o moneda local.

Hay diversos beneficios a la hora de acceder a estos créditos para la importación. A saber:

  • Contar con un plazo para el pago mayor al acordado previamente con el exportador del exterior.
  • Tasas de interés transparentes.
  • Bonificaciones sobre las tasas de interés (según el tipo de riesgo).
  • Permite diferir el pago de insumos y materia prima importada (en caso de que el exportador que los utiliza) hace la recepción del cobro por la venta de bienes al exterior.

En caso de personas físicas o jurídicas que estén vinculadas crediticiamente con el Banco de la Nación Argentina (BNA) y requieran financiar sus importaciones instrumentadas mediante carta de crédito de importación, transferencias al exterior o cobranzas de importación, podrán hacerlo en la misma institución según las garantías a requerir (las cuales se determinan en cada caso).

En cuanto a las características de los préstamos, el apoyo financiero por parte del BNA podrá alcanzar hasta el 100% del valor CIF, CFR, FOB o sus equivalentes para otros medios de transporte. Eso siempre y cuando (en caso de CFR y CIF) el seguro y el flete sean abonados en el exterior.

Según el tipo de producto, podemos encontrar distintos plazos de financiación. Los bienes de consumo durables tienen hasta dos años, los bienes de consumo semidurables y resto de los bienes hasta un año. Y los bienes de capital cuentan con hasta cinco años (si la financiación es en moneda extranjera, el plazo es de dos años).

Los requisitos varían según la institución que los otorga, pero en muchos casos coinciden. Hay que tener una previa calificación de crédito para operar (ser cliente de crédito). Debe haber garantía de satisfacción del Banco, el cual tendrá en cuenta la calificación de la empresa y el monto de la operación. Además, la importación deberá estar instrumentada mediante crédito documentario de importación, transferencia al exterior o cobranza de importación.

Como es común a todos los créditos, el solicitante deberá tener en cuenta las condiciones y contar con que coincidan con sus objetivos. Así se garantiza sacarle el máximo provecho y poder cumplir con los plazos pactados. De lo contrario, debería buscar un plan que se ajuste más a sus posibilidades y a sus metas, para lograr tener éxito.

novedades
Beneficios de Sacar un Crédito para Comprar un Auto

Todo préstamo es una forma de financiación. Sus usos son varios, pudiendo ir desde la inversión hasta la solución de un problema financiero. En este marco, un préstamo prendario es un crédito que uno utiliza para comprar un auto, permitiéndole a una persona o entidad ofrecer una cantidad de dinero, la cual equivale a un porcentaje de la prenda, es decir, el bien mueble que funciona como garantía. Ese bien suele ser un automóvil y el objetivo principal del préstamo. Para dicho fin se realiza un contrato prendario, con cláusulas de plazo o prohibitivas, como por ejemplo no constituir otra prenda sobre el mismo bien.

Son variados los beneficios de obtener un crédito para comprar un auto. El principal es la inmediatez: contar con el vehículo antes de pagar siquiera la primera cuota permite usufructuarlo, ya sea para uso personal como para trabajar. En este último caso, el vehículo puede destinarse para obtener el dinero que después se utilizará para pagarlo, siendo una inversión directa. En el caso del préstamo prendario, esto es posible porque el bien permanece en poder del deudor. Los límites del uso del vehículo se estipulan en el contrato firmado por ambas partes, y está vigente hasta que se cancele la deuda o se traslade al comprador.

Otro beneficio puede ser el tipo de cuotas: en un crédito para autos o prendario el sistema que se utiliza frecuentemente es el de amortización francés: las cuotas son iguales y en general con tasa fija; en su defecto, la variación es en función de la tasa valorada en el mercado. El sistema francés es en el cual al comienzo se paga más interés y menos de capital y la situación se invierte con el correr del préstamo, permitiendo tener el mismo importe de las cuotas. Como en todos los créditos, al momento de solicitarlo es necesario informarse acerca de las condiciones, como por ejemplo el interés que se aplicará o las comisiones a cobrar.

Es importante que el préstamo se ajuste a las necesidades de quien lo solicita y estar seguros antes de firmar los documentos.

En el caso del préstamo prendario, el acreedor cancela la prenda cuando fue cancelado el préstamo y así se puede disponer de ella. Si la deuda no fuese saldada, el prestador tiene derecho a vender el objeto y recuperar lo que se le adeuda de capital e intereses.

novedades
Mecanismo de Factoring

El factoring es un recurso que tienen las empresas para lograr liquidez. Es una vía financiera en la cual pueden adelantar el mecanismo de cobro, mediante un contrato en el cual una empresa (o persona) cede los créditos que pueden estar derivados de su actividad comercial a un tercero, que es el encargado de gestionar su cobro.

Esta herramienta financiera no está específicamente regulada en Derecho, por lo que se basa en la libertad contractual de dos partes. Es por eso que tiene distintas variantes y modalidades, incluidas la posibilidad de financiar el importe de la factura por anticipado o la cobertura del riesgo de insolvencia del deudor.

Hay una comisión aplicada por cada operación de parte de las entidades financieras, por lo que hay que remarcar que el factoring tiene un costo financiero alto. Las comisiones son acordadas por las partes, pero puede llegar hasta el 3% del nominal del crédito cedido, además de un tipo de interés por el anticipo del crédito.

También tiene costos asociados como informes comerciales o un seguro de tipo de cambio, por mencionar alguno. Es por estas razones que las entidades financieras sólo aceptan la las Pymes en caso de que estas trabajen con grandes empresas.

Cuando se formaliza la operación de factoring, los derechos de crédito son adquiridos por la entidad financiera, la cual se denomina “factor”. Esta paga a la empresa cedente en el momento de hacerse cargo de la operación de cobro, y es también la que se encargará de cobrarle al cliente a la fecha de vencimiento del crédito comercial.

Son numerosos los servicios de factoring. Entre ellos se encuentran:

  • Asumir el riesgo crediticio intrínseco de una deuda, lo que se denomina “factoring sin recurso”. En este caso, la entidad financiera asume el riesgo de la operación en caso de que el cedido (empresa que tiene que pagar al cedente) incurra en impago. Otro de los riesgos a asumir es el del tipo de cambio, en facturas que son en moneda extranjera.
  • Una segunda variante es el “factoring con recurso”, en la cual el factor realiza la gestión de cobro, pero no se hace cargo del riesgo de impago. En tal caso, el cedente es quien corre con el agujero patrimonial si éste no paga la operación.
  • Otros servicios del factoring son el asesoramiento comercial y financiero de los deudores, como también realizar el cobro efectivo del crédito.

Usualmente la operación de factoring contempla el anticipo parcial o total del crédito cedido a la entidad financiera. Y, con excepción de deudores de primera y calidad (aquellos con alta calificación crediticia), las entidades financieras realizan factoring con recurso, como fue explicado más arriba, el factoring no toma el riesgo de impago por parte de la entidad financiera.

novedades
¿Qué es el Merval?

El principal factor a tener en cuenta para determinar el estado de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) es el Merval. Este es el índice más observado en el mercado bursátil de Argentina y tiene un impacto considerable en el panorama económico que se plantea en el país. Acá explicaremos brevemente qué es, cómo funciona y qué empresa componen el índice S&P Merval.

El Merval es el principal índice bursátil de Buenos Aires en Argentina, creado en 1986 con una base de cotización de 0.01. En él se pueden observar la variación de las empresas más importantes del país. La palabra Merval es un acrónimo de las palabras “Mercado de Valores de Buenos Aires”, a lo que se suma un acuerdo alcanzado entre la entidad y el índice bursátil Dow Jone en 2019 por el que el nombre se modificó a S&P Merval.

Es importante entender cómo se realiza el índice, para comprender su funcionamiento. El mismo se calcula con los coeficientes de participación en función de la valoración que cada empresa tiene en el volumen negociado y en la cantidad de operaciones del último semestre. Para explicar más llanamente: se eligen las empresas con la mayor cantidad de operaciones en la BCBA durante los últimos seis meses. Por otro lado, el rebalanceo de las acciones dentro del índice se realiza de forma trimestral.

El método explicado fue el determinado en el acuerdo de 2019 y se utilizará para seleccionar las veinte empresas que lo contienen. También son calificadas según el área en que se desarrollan. Por ejemplo, el sector financiero está encabezado por Grupos Financiero Galicia, el sector petrolero por YPF y Petróleo Brasilero, y el sector eléctrico cuenta con Edenor y Pampa Energía a la vanguardia.

La división del índice también puede constar de sectores: “Bienes de consumo” cuenta con el 24%, el sector Financiero con 16%, mientras que “Petróleo y Energéticas” se adjudica el 28% del volumen del índice.

Los instrumentos que son negociados en el Merval son: acciones, acciones Pymes, Valores de corto plazo, valores fiduciario, obligaciones negociables, obligaciones negociables Pymes, índices, Cheques de pago diferido, Certificados de depósito de acciones o ADRs, Pagarés bursátiles y títulos públicos.

Los horarios de liquidación y negociación de los diferentes valores son de 10:00 a 17:30 horas (en horario local argentino).

En el momento de su creación, el valor del índice Merval era reportado una vez al mes. Dada su importancia y a habida cuenta de las nuevas tecnologías, hoy en día su valor es reportado a cada segundo. Detrás del aparente beneficio de esta situación, se esconde una dificultad: la desesperación que puede generar que el índice baje puede llevar a un accionar equivocado. Los mercados son volátiles, y el valor de un activo puede ser relativo. El descenso en un día particular no augura necesariamente un futuro negativo.

Es importante tener un pensamiento a largo plazo y no sólo mirar el índice de los últimos días. Las empresas mejoran, invierten, incurren en el ofrecimiento de nuevos servicios. Y muchas veces estas cuestiones tardan en impactar. Por lo tanto, es seguro decir que una empresa no es sólo su precio en el índice de valores.