Skip to main content
BLOG
Créditos  
¿Qué es un Crédito Avío?

Un crédito avío es un contrato en el cual se establece que una entidad ponga a disposición de un cliente un límite de crédito determinado, el cual se desarrolla durante un período de tiempo pactado.

Dado que la finalidad de esta línea de crédito apunta a la finalización del ciclo comercial, el tiempo pactado no suele ser mayor a un año. Este hecho por lo general hace referencia a que en la financiación, el plazo de vencimiento de la deuda está atado por así decir al plazo de maduración del activo que está financiando. En consonancia con esta situación, el circulante y los activos que lo constituyen suelen hacerse líquidos habitualmente en un plazo no superior al año.

En su esencia, este crédito de cuenta corriente apunta a cubrir un posible desfase entre pagos obligados y cobros. La función de la tesorería es poder recolectar los cobros y afrontar los pagos previstos, ya sean alquileres, impuestos, proveedores o gastos generales, entre otros. Muchas veces, la diferencia entre estas dos actividades, a lo que se les suma el saldo en caja, marca la posición de la tesorería en un momento determinado.

Cuando se producen saldos de tesorería positivos en el ciclo de explotación, la actividad continúa. Pero cuando los saldos son negativos (y esto es algo habitual), es necesario recurrir a financiación. Esa es la función de esta línea de crédito: cubre a corto plazo los déficits de recursos. Esto es posible gracias a la existencia de un límite de crédito disponible, característica distintiva del crédito de cuenta corriente.

Los parámetros varía según quién solicite el crédito y la entidad que lo otorga. Los montos pueden ser bajos o medios. Los plazos oscilan entre un cuatrimestre y un año, mientras que la tasa de interés suele rondar el 25%, la cual es fija durante la vigencia del crédito.

Por otra parte, la mayoría de las reglas generales de los créditos también se aplican en este caso: incumplir con los pagos acordados puede repercutir en intereses moratorios. El historial crediticio puede verse afectado si se contratan créditos que superen la capacidad de pago de quien los solicita. Además, deberá contar con un avalista, coacreditado u obligado solidario, quien también deberá responder en caso de incumplimiento.

LEER MÁS
Finanzas  
¿Qué es una Hipoteca?

En principio, la definición de hipoteca es sencilla: estipula un contrato en el cual un deudor deja en garantía un bien, principalmente un inmueble, al acreedor que le hace un préstamo.

De esta manera, el acreedor puede requerir que se ponga en venta el inmueble en caso de que el deudor no pague lo que le corresponde, para cobrar lo que le es debido. La hipoteca es entonces, un instrumento de deuda que le otorga al acreedor un derecho real de garantía, y que utiliza como colateral un bien del deudor.

Si bien es cierto que se puede generar una hipoteca sobre algunos tipos de bienes muebles, como una obra de arte o un vehículo, habitualmente se aplica sobre bienes inmuebles, como terrenos o casas.

La hipoteca es un instrumento dúctil. Una persona está habilitada a hacer un contrato de hipoteca sobre un inmueble de su propiedad si tener que dejarla para entregar al acreedor. Esta característica es relevante dado que siempre el bien puede permanecer en poder del deudor a pesar de que se haya puedo como garantía. En los casos en los que el deudor no pueda cumplir con los pagos estipulados, el contrato de hipoteca establece que el acreedor puede solicitar la venta de la garantía, es decir el bien inmueble. Esto se hace a través de una subasta pública (de ninguna manera a través de venta directa). De esta acción, el acreedor podrá obtener el monto necesario para cobrar su deuda, y en caso de que haya un excedente, quedará para otros acreedores o para el deudor.

Los contratos de hipotecas son utilizados habitualmente para conseguir financiamiento a largo plazo y por un monto considerable, lo que en general es muy difícil de conseguir por otros medios. La concesión del préstamo se ve facilitada por el hecho de que el acreedor, en caso de que el deudor no pueda cumplir con los pagos, tiene como garantía el inmueble, por lo que el riesgo es menor. Por eso esta es la principal herramienta para adquirir una vivienda. Como contrapartida, el deudor logra la financiación que necesita sin necesidad de entregar el bien, pudiendo disponer de él en todo momento.

La desventaja de quien utiliza el inmueble como colateral, es que muchas veces al momento de realizar una subasta para cubrir lo adeudado, el inmueble puede no ser suficiente. Esto se da porque ocurre mayormente en épocas de crisis, por lo que el deudor no puede pagar lo acordado y el inmueble se desvaloriza. Los elementos principales de una hipoteca son:

  • El monto final que se presta al deudor es el capital. Habitualmente es menor al bien usado como garantía en la hipoteca.
  • El cobro de un porcentaje sobre la deuda a beneficio del acreedor es la tasa de interés. Esta puede ser fija o variable.
  • Por último se establece el plazo, es decir, el tiempo pactado para la devolución del dinero prestado.
LEER MÁS
Inversiones  
¿Qué es el Crowdfunding?

También conocido como micromecenazgo, el crowdfunding es una forma moderna de financiación en la cual se utiliza el capital de pequeños aportes de un número alto de individuos.

El crowdfunding es una metodología que ayuda a emprendedores y pequeñas empresas a conseguir financiación más allá de los canales habituales, como puede ser un banco, préstamos, etc. Los proyectos en los que se utiliza este tipo de financiación son muy disímiles, ya que van desde objetivos artísticos hasta campañas políticas.

Habitualmente, se utiliza mayormente para solventar proyectos nuevos. Las plataformas de crowdfunding habilitan a personas y empresas de todo el mundo a colaborar con el proyecto elegido.

La metodología para el crowdfunding es principalmente online, lo que permite llegar a más personas y conseguir las donaciones para financiar el proyecto más rápidamente, entrando en juego muchas veces un cambio favorable del lugar de donde proviene la colaboración. Las motivaciones varían, siendo muchas veces aportes desinteresados, por el sólo hecho de ayudar o ver realizado un proyecto interesante. Pero también se ofrecen distintos tipos de recompensas, que pueden ir desde menciones y reconocimiento hasta recibir los beneficios del proyecto de forma anticipada. En líneas generales, más allá de la colaboración por donación o recompensa, el dinero que se aporta no se recupera.

Existe otra variante llamada equity crowdfunding, en la cual el capital que se aporta se configura en una inversión, ya que pretende recuperarse y obtener ganancia a través de acciones de la empresa creada. El dinero aportado en este caso por el inversor forma parte del capital social de la empresa. Una tercera variante es la de crowdlending, en la cual el capital aportado es devuelto con intereses, por lo que el inversor es un prestamista que posibilita el proyecto. La clave del crowdfunding está en la cantidad de inversores que hacen posible el desarrollo de un nuevo proyecto mediante colaboraciones no necesariamente cuantiosas.

Esta vía de financiación ayuda a personas que no pueden acceder a un crédito bancario para poner en marcha un nuevo proyecto, amparándose en los beneficios de internet para organizarse.

La metodología del crowdfunding en la siguiente: un emprendedor utiliza una plataforma para plantear su proyecto y ser un candidato para la financiación; la plataforma habitualmente valora el proyecto y establece los tipos de crowdfunding posibles; se publica el proyecto en la plataforma y se establece un marco de tiempo en el cual se puede invertir en él; una vez concluido el plazo establecido, se comprueba la financiación obtenida.

También existen otras variantes del crowdfunding, como ser acciones dentro de la sociedad, en la cual el participante se asocia a la empresa. También algo más cercano a la donación, por la cual no hay ninguna recompensa. Y las ya mencionadas, en las cuales puede haber beneficios del proyecto como parte de pago, recompensas preestablecidas o préstamos en los cuáles se estipula un interés.

LEER MÁS
novedades
Cómo funciona una Tarjeta de Crédito

La tarjeta de crédito es un medio de pago que permite al cliente del banco pagar una suma de dinero de la cual aún no dispone en su cuenta bancaria, bajo la presunción de que contará con el dinero al momento de pagar la cantidad adelantada.

Las tarjetas de crédito permiten realizar pagos o incluso obtener el dinero sin la necesidad de tener fondos al momento de la transacción, siempre hasta un límite de crédito prefijado. De esta manera, hay dos alternativas al momento de pagar el dinero dado en crédito: pagarlo a fin de mes sin intereses o devolverlo en diversos plazos con un interés sobre el saldo dispuesto. En resumidas cuentas, al momento de usar una tarjeta de crédito el banco hace un pequeño préstamo que hay que devolver. Es importante que si se utiliza este tipo de financiación sea de forma responsable, dada la obligación de hacer frente a las cuotas pactadas.

Hay algunos aspectos que el cliente debe conocer al momento de solicitar el producto, a fin de gestionarlo correctamente.

El primer paso, como siempre decimos, es hacer un análisis a conciencia de las necesidades y posibilidades que se tiene. Esa es la única forma de elegir la tarjeta más conveniente y poder utilizar la línea de crédito brindada de manera responsable. Por ejemplo, las tarjetas suelen contar con una cuota anual, la cual se especifica en el contrato. Conviene estar al tanto de las comisiones por renovación, emisión y mantenimiento de la tarjeta, como así también por la consulta de movimientos a través de cajeros automáticos y por la retirada de efectivo.

También se debe tomar nota del plazo de devolución. Este puede ser en un pago a final de mes (posibilidad que no tiene interés) o retornarlo en varios plazos con interés sobre el saldo dispuesto. Hay que considerar que el tipo de interés puede llegar a superar el 20% TAE, y que varía en función de la entidad bancaria que lo brinde.

A su vez, es conveniente investigar acerca de las ventajas asociadas a las tarjetas. Por ejemplo, según la modalidad de la tarjeta, puede tener incluido sin coste adicional seguros del tipo para accidente, asistencia de viaje u otro. Cuando el cliente ha investigado los diferentes aspectos aquí detallados y toma la decisión de solicitar una tarjeta de crédito, es el banco quien analiza el perfil crediticio del solicitante, a fin de comprobar si puede afrontar los gastos y concretar la devolución del dinero adelantado. Es habitual que la entidad revise deudas del cliente, historial de pagos, ingresos y actividad laboral. Si bien no es lo habitual, también podría solicitar una certificación de bienes. Todo este proceso puede demorar cerca de treinta días.

novedades
Partes de un Cheque

El cheque es una orden de pago que el cliente le da al banco en el que tienen una cuenta corriente para que le pague al portador con sus fondos. Contamos con tres tipos de cheques: común, de pago diferido o cancelatorio.

El cheque común debe ser presentado dentro de los treinta días desde que fue hecho y tiene que ser pagado el día que se presenta en el banco. Este cheque debe tener impreso:

  • la denominación “cheque” en su texto;
  • el nombre del banco y domicilio de pago;
  • un número de orden impreso en el cuerpo del cheque;
  • número de la cuenta corriente;
  • domicilio que el titular de la cuenta corriente tiene registrado en el Banco;
  • número de CUIT o CUIL del titular de la cuenta corriente.

A su vez, debe tener para poder completar con la siguiente información:

  • lugar y fecha de la confección;
  • orden de pagar una suma determinada de dinero, que tiene que estar indicada en letras y números (en caso de que la cantidad escrita en letras es distinta de la escrita en números, vale la escrita en letras);
  • firma del librador, es decir, del titular de la cuenta corriente y de la libreta de cheques.

Si alguno de estos elementos faltara (a excepción del domicilio del librador), el documento no tiene validez como cheque. En caso de que el cheque sea generado por medios electrónicos, está autorizado el uso de sistemas electrónicos de reproducción de firmas.

En el caso de un cheque diferido, a diferencia del cheque común, debe contar con la leyenda de “cheque de pago diferido”. Y también la fecha de pago, la cual no puede ser más allá de un plazo de un año desde el momento de la confección. También debe figurar la persona que puede cobrarlo o ser al portador.

En el caso de la persona a la que se le da el cheque, puede estar dirigido a: una determinada persona, la cual puede cobrarlo o endosarlo; a una persona, pero aclarando “no a la orden”, por lo que no lo puede endosar; y al portador, sin indicar un nombre específico, por lo que quien lo tenga en su poder puede cobrarlo o entregarlo a un tercero sin necesidad de endosarlo.

El cheque cancelatorio es un medio de pago utilizado en operaciones de compraventas de inmuebles.

Si se desea endosarlo (y el cheque no es “no a la orden”), se debe firmar en el reverso del cheque. El endosante es garante del pago.

Si el cheque se confeccionara con dos líneas en diagonal en uno de sus bordes (cheque cruzado), no podrá cobrarse por ventanilla y deberá ser depositado en una cuenta corriente.

novedades
Economía Informal

Las situaciones en las que las condiciones laborales exceden el marco legal entran dentro de la denominación de “economía informal”. En ella se incluyen las actividades productivas en las cuales los trabajadores no cuentan con los derechos básicos como indemnización por despido, vacaciones, compensación de tiempo de trabajo, seguro de trabajo, entre otros.

La economía informal entonces incluye a todos los negocios donde hay alguna variante de informalidad laboral, es decir, que las personas que lo comprenden trabajan al margen de las leyes laborales.

Como una característica que define a la economía informal es que no paga los impuestos correspondientes. A diferencia de la economía formal, los negocios optan por el marco ilegal para mantenerse en la informalidad y reducir sus costos.

En general, se puede asociar la informalidad con escasa formación jurídica (es decir, empresarios desconocedores de la ley), bajos niveles de productividad y poca inversión en tecnología. Del mismo modo, suele relacionarse con la marginalidad y la pobreza, pero este no es siempre el caso.

Es habitual que en un negocio formal el jefe decida ocultar las horas extras de sus trabajadores para evitar pagar los gastos relacionales y ese mismo tiempo adicional. Esos gastos no hechos y las horas no reconocidas son parte de la economía informal.

Al no contar con un marco legal, dentro de la economía informal se pueden dar situaciones injustas como la anterior descrita, pero también en caso de despidos injustificados, diferencia en el pago de salario o importes adeudados. Al no estar dentro de la economía formal, los recursos para contrarrestar estas situaciones son pocos.

Es importante realizar una distinción entre la economía informal y la denominada economía sumergida. Esta última refiera al dinero en negro de un país o mercado, es decir, las transacciones que no son declaradas. Incluye por tanto a la economía ilegal (actividades que están explícitamente prohibidas) y las permitidas pero no declaradas (la economía informal).

Para dar un ejemplo claro, no es lo mismo horas extras ocultadas por un jefe (economía informal) que un negocio de drogas ilegales (parte de la economía sumergida).

Hay algunas actividades que son conocidas dentro de la economía informal. Los empleados domésticos es un rubro que se buscó traer a la economía formal por mucho tiempo, pero en muchos países incluso no tienen definido un marco legal que incluya horas de trabajo y beneficios. Algunos trabajadores independientes, como profesores o mecánicos de automóviles, optan por realizar las actividades en sus domicilios personales, eligiendo no declarar dicha actividad. También los comerciantes ambulantes que venden sus productos en la vía pública son parte de esta gran parte de la economía.

novedades
Préstamos a Fondo Perdido

Al momento de buscar vías de financiación hay multitud de opciones. Cada alternativa tiene sus particularidades que se ajustan a la necesidad del que lo solicita. Por tanto, hay que estudiar bien las opciones al momento de tomar un camino particular, a sabiendas de que le sacaremos el máximo provecho.

El préstamo a fondo perdido es una opción muy particular. Está orientada a impulsar un negocio, pero sus requisitos son muy exigentes. De poder calificar para obtenerlo, es una opción con muchos beneficios.

Los créditos o préstamos a fondo perdidos son únicos en su especie, dado que no exigen devolución del dinero prestado. Tampoco se cobran comisiones ni se suman intereses. Su único requisito es que se justifique el destino de los fondos concedidos.

El objetivo principal de los préstamos a fondo perdido es potenciar a emprendedores, por lo que los que lo otorgan en general son los Gobiernos de cada país. Es un instrumento utilizado para promover la economía.

Habitualmente se conceden a personas que van a desarrollar negocios que generen empleo y paguen impuestos, impulsando tanto a la economía como a la sociedad. Dados sus grandes beneficios, este tipo de préstamos es muy difícil de conseguir. Se requiere justificar al detalle el proyecto propuesto y que sea viable de prosperar y obtener un crecimiento seguro.

Una situación en que es habitual el otorgamiento de estos préstamos es para paliar alguna catástrofe o crisis, ayudando a zonas desfavorecidas. Esta inyección de dinero apunta a la rápida recuperación de la zona.

En la actualidad, se pueden hallar dos tipos de créditos a fondo perdido:

  • Los préstamos a la explotación son aquellos que financiarán gastos corrientes de una empresa. Aquí se agrupan bonificaciones de los tipos de interés de un préstamo otorgado por una entidad financiera, subvenciones a fondo perdido, concesión directa de préstamos de bajo interés, entre otros.
  • Los préstamos al capital, siendo estos los destinados a financiar inversiones.

Las subvenciones a fondo perdido son una opción muy interesante, para la cual es difícil calificar. Pueden ser de tres tipos:

  • De concurrencia competitiva (entre todas las solicitudes, aquellos con mejor valoración la consiguen);
  • De concurrencia no competitiva (se otorgan en orden de presentación, hasta agotar fondos disponibles);
  • De forma directa (se prevén en el presupuesto general del Estado, siendo que son de interés público, social, humanitario o económico).

Para calificar para los préstamos a fondo perdido hay que tener un objetivo interesante y con potencial económico para la sociedad, buscando subvenciones públicas y convocatorias.

novedades
Cómo es la Operatoria de un Cheque Electrónico (Echeq)?

En artículos anteriores definimos al Echeq: es un cheque generado por medios electrónicos que cumple con lo previsto en la Ley de Cheques y con la normativa del BCRA. También vimos las ventajas que tiene con respecto al cheque tradicional.

Hoy nos ocuparemos de su operatoria.

Los requisitos son cada vez más simples y parecidos a los de los cheques tradicionales. Hay que tener una cuenta corriente y contar con una eChequera autorizada y tener cheques electrónicos disponibles. Adicionalmente, estar adherido al sistema de Home Banking del banco o entidad financiera de la cual se es cliente. Paralelamente hay que cumplir con ciertos trámites como tener firma registrada con las atribuciones legales correspondiente o contar con algún tipo de Token. Para recibir el Echeq la cuenta debe estar habilitada para el depósito de cheques.

El Echeq se puede gestionar desde la banca online y su operatoria es 100% digital. Cada cheque electrónico deberá emitirse a favor de un CUIT (Código Único de Identificación Tributaria), CUIL (Código Único de Identificación Laboral) o CDI (Clave de Identificación) y dirigido a clientes bancarizados. En un principio, se emitirán bajo la modalidad “a la orden” con un máximo de 100 endosos. Una gran ventaja es que permite al receptor del Echeq visualizar la cadena de endosos completa antes de aceptarlo. Además, como en el cheque tradicional podrán emitirse al día o con fecha de pago diferida.

Las acciones de la operativa varían según la instancia. Al recibirlo, se puede admitir o rechazar. Si se admite y está en fecha de pago, se puede depositar en la cuenta deseada, o bien endosarlo a un tercero (si el Echeq es “a la orden”).

Si en cambio no está en fecha de pago, se puede endosar o bien, poner “en custodia” en el banco (en caso de hacerlo y luego querer endosarlo, hay que rescatarlo primero).

En caso de querer posponer el depósito, se puede diferir la fecha de depósito (hasta un máximo de 30 días a partir de la fecha de pago).

Para emitir, primero hay que solicitar una eChequera y debe recibir aprobación, sólo en ese entonces se podrán empezar a utilizar los Echeqs de forma manual, uno a uno o incluso se puede contar con la opción de emisión en forma masiva o un multicheque (según si el banco cuenta con la opción o no), para que el receptor pueda darle distintos destinos al mismo pago.

El Echeq también facilita resolución en caso de emisión errónea, rechazo por falta de fondos u otro tipo de cuestiones gracias a ser una opción cien por cien en línea.

novedades
Cheque Electrónico (Echeq) vs Cheque Físico

Tanto las personas como las empresas están constantemente realizando pagos, probablemente con varios tipos de medios: tarjetas, efectivo (los más tradicionales), códigos QR, Echeqs (los más modernos). Todos tienen sus ventajas y sus desventajas, por lo que hay que decidir bien en qué momento utilizarlos.

En el artículo anterior pudimos ver las características principales del Echeq, por lo que es un buen momento para profundizar en su procedimiento y cómo diferenciarlo del cheque físico, detallando sus similitudes y sus puntos en común.

Empecemos por definir el cheque: es una orden de pago que emite un particular o una empresa contra un banco, en el que quien lo libera tiene una cuenta corriente con los fondos disponibles para cubrirlo, o bien la autorización pertinente para girar en descubierto.

El cheque tiene dos variantes muy conocidas: el común es aquél que se puede cobrar al momento de ser recibido, mientras que el de pago diferido permite posponer la fecha de pago, la cual puede llegar a tener hasta un año de diferencia con la fecha de emisión.

Las similitudes entre el cheque físico y el Echeq son muchas, desde la forma de emitirlo (con una fecha de emisión, una de pago, el importe, la firma, etc.) hasta la posibilidad de diferirlos o endosarlos. Una de las cosas en común que deben saberse es que pagan los mismos impuestos y que tanto uno como el otro tienen valor legal.

Entre las diferencias en tanto podemos encontrar la cantidad de endosos. En un cheque de soporte de papel se puede endosar una vez (cheques comunes) o dos (de pago diferido, mientras que el Echeq tiene un límite en algunos casos de cien endosos.

Sin dudas una de las ventajas mayores a favor del Echeq es la logística: se emite, recibe, endosa y deposita de manera online, de modo que no tiene gastos de emisión, ni de transporte o depósito, cuestiones que sí hay que resolver con el cheque físico, sin contar eventualidades como robo o extravío.

El Echeq también reduce los rechazos, debido a que los defectos formales (mala confección, letra ilegible, etc.) son eventualmente nulos. Además, el control y seguimiento es mayor, especialmente sobre la cadena de endosos.

En la actualidad, el cheque físico sigue siendo más popular, pero poco a poco el Echeq va ganando terreno como una forma de pago digital, con la cual hacer y recibir pagos a través de canales electrónicos.

novedades
Echeq: Cheque Electrónico

Debido a la pandemia y las restricciones temporales, muchas actividades debieron reinventarse. En el mundo financiero, se puso de moda un viejo recurso, totalmente renovado: el cheque electrónico.

Si bien el Echeq tiene años de funcionamiento, recién ahora está alcanzando cierta popularidad, dado que surgen como una herramienta financiera alternativa para realizar pagos. Las estadísticas de su uso, duplican y triplican los datos de hace un año.

Para aquellos que necesitan continuar con sus negocios a pesar de la cuarentena, los medios de pago más apropiados son aquellos que se realizan enteramente de forma digital, ahorrando tiempo y disminuyendo errores. En ese contexto, el Echeq ha sumado muchos adeptos.

¿Cómo funciona el Echeq?

En principio, se rige con las mismas normas que el cheque tradicional. Es decir, puede ser común o de pago diferido, es endosable y tiene carácter de título ejecutivo. Pero tiene características propias que lo hacen atractivo.

La primera y principal es que circula puramente por medios electrónicos, a través de infraestructuras del mercado financiero autorizadas o entidades financieras.

Podemos encontrar muchas ventajas en un medio de pago de este estilo, enteramente digital. Estas son algunas de ellas:

  • Reducción de motivos de rechazo: errores tales como la fecha o el endoso pueden llevar a un cheque a ser rechazado, variantes que con el Echeq quedan desestimadas.
  • Seguridad: el sistema es menos falible, porque es menos factible que sea falsificado y otras cuestiones que comprometan la fiabilidad del medio.
  • Reducción de costos operativos: la impresión del cheque físico y su procesamiento son un costo que el Echeq no posee.
  • Emisión, endoso y circulación más sencilla: no por ser una obviedad es menos importante, pero el cheque online no hay que llevarlo ni traerlo, lo que simplifica la situación.
  • Facilidad de operatoria ante motivos de rechazo: la devolución al banco digital es instantánea.

Entre las características que sí comparte con el cheque físico, el Echeq continúa pagando el impuesto a los créditos y débitos bancarios, según normativa de la AFIP. Sólo es un cambio de soporte.

Si bien no es una función obligatoria, cada vez más entidades financieras ofrecen el servicio, dado que es un instrumento financiero que requieren más clientes.

novedades
Préstamos para Estudiantes

Los préstamos para estudiantes son una alternativa muy interesante para aquellas personas que en búsqueda de ampliar sus objetivos y oportunidades en el campo laboral optan se vuelcan a estudiar con el fin de potenciar su desarrollo profesional.

Hoy en día se pueden obtener este tipo de préstamos de fuentes variadas. Es necesario analizar bien las posibilidades y tener en cuenta aspectos fundamentales a fin de conseguir una mejor inversión.

Alguno de los factores a tener en cuenta al tomar un préstamo son:

  • Plazos y montos a pagar: el objetivo es el estudio, pero no todos los cursos o carreras duran lo mismo. Tampoco son iguales los costos de un doctorado o una titulación. Y por supuesto que también influye si el estudio se va a realizar en el país o en el extranjero. Por todo es necesario tener en claro las metas, los plazos y los costos. Cuanto más detallado sea, más efectivo será el préstamo. Para ello, determinar con claridad cuánto dinero es necesario, cuánto se deberá abonar cada mes y el tiempo de cancelación del préstamo.
  • Gastos adicionales: este es un factor que suele no tomarse en consideración, cometiendo un error. No solo deben incluirse gastos como el arancel de una carrera, sino también viajes o manutención, para lograr tener un presupuesto sólido. Incluir estas cuestiones aumentarán el monto necesario del financiamiento. Es recomendable afrontar estos cálculos de manera realista, incluyendo materiales o herramientas especiales necesarias para el estudio y todo aquello que se pueda prever.
  • Opciones de financiación: al momento de buscar préstamos educativos surgen muchas opciones. Es importante realizar una investigación consciente de las opciones para encontrar la que más se adapte a nuestras necesidades. Comparar pros y contras puede ser un recurso válido. Las opciones cotidianas habituales, como solicitar un préstamo personal o financiar con la tarjeta de crédito, no son las más apropiadas y terminarán resultando más caras. Centrarse sólo en préstamos para estudiantes.

Las variantes del préstamo dependerán de la entidad financiera que lo provea. Así, cambiarán las tasas de interés, los plazos, garantías y los requerimientos al momento de adquirirlo. Dependiendo si son estudios cortos o a tiempo completo, los plazos de financiación pueden ir desde algunos meses hasta varios años.

Por último, vale remarcar que las opciones se presentan en el ámbito privado y en el público. Elegir la mejor opción dependerá del momento del país y de la capacidad de previsión financiera. De antemano, ninguna opción es mejor que la otra. La cuestión central es analizar necesidades para conseguir el préstamo más eficiente.

novedades
Qué es el Apalancamiento

La estrategia empleada en el ámbito económico para lograr incrementar las ganancias de una inversión se denomina apalancamiento. Esto se logra a través de costos fijos, créditos y otras herramientas al momento de la inversión que faciliten el crecimiento de la rentabilidad final, pudiendo ser esta positiva o negativa. Vale aclarar que un mayor grado de apalancamiento puede resultar en un mayor riesgo financiero. Dado a que se incrementan las ganancias considerablemente, el efecto palanca puede repercutir en una mayor cantidad de pérdidas.

Como su nombre lo indica, “apalancar” proviene de mover algo con la ayuda de una palanca. En este caso, el apalancamiento emplea la deuda o los costos fijos como palanca para conseguir incrementar las opciones de inversión. En el apalancamiento habitualmente se utiliza el endeudamiento para financiar una operación por parte de una empresa. Entre sus principales ventajas, permite multiplicar la rentabilidad de un negocio. Por supuesto, como contrapartida existe el riesgo de que la operación resulte negativa.

Para profundizar en el concepto, diferenciaremos dos tipos de apalancamiento:

  • Apalancamiento financiero: la deuda se emplea con el objetivo de acrecentar la cantidad de dinero que puede dedicarse a la inversión. En este caso, aborda la relación entre el crédito usado en una operación financiera y el capital propio.
  • Apalancamiento operativo: aquí se utiliza los costos fijos para lograr una mayor rentabilidad por unidad comercializada. Consiste en la relación entre variables empleados por una compañía en la producción de bienes y costes fijos.

Cuando una compañía solicita un préstamo para ampliar un negocio, realizar algún tipo de inversión o invierte en maquinaria o equipos está utilizando apalancamiento. Este último caso es un apalancamiento operativo.

Las situaciones anteriores refieren a apalancamiento financiero.

novedades
Vida Útil de un Activo

El período de tiempo en el cual se espera que un activo determinado de una empresa contribuya con la generación de ingresos es denominado vida útil de un activo.

El concepto de vida útil de un activo tiene a considerar determinados elementos, como el desgaste por el uso, los posibles cambios en la demanda de los bienes y servicios a cuya producción colabora, la incidencia de factores naturales, como también la posible pérdida de vigencia del activo como consecuencia de su superación tecnológica.

Si bien estas definiciones engloban todo tipo de activos, podemos diferenciar dos: activos circulantes y activos fijos. Estos últimos no están supeditados al ciclo económico a corto plazo. Entre ellos se encuentran las oficinas, el mobiliario, los vehículos y el material informático, entre otros. La función de los activos fijos es la de garantizar el funcionamiento correcto de un negocio, sin ser su objetivo obtener liquidez a corto plazo, como sí lo es la función de los activos circulantes.

Cada uno de los activos de una empresa tiene fijado un tiempo en el que puede ser usado, en general expresado en años. Su expectativa suele estar basada en experiencias previas, de la propia empresa o del rubro en el que se realiza la actividad.

El término “depreciación” está muy vinculado a la definición de vida útil de un activo. Estos términos están interrelacionados, dado que para calcular la depreciación o amortización de un activo fijo hay que conocer su vida útil pero también su valor residual.

El método de cálculo más frecuente que se suele utilizar para saber el grado anual de depreciación es el de método lineal. En él se resta al valor del activo (importe que se abonó en el momento de la compra) el valor remanente, y se lo divide por su vida útil.

La vida útil de un activo también puede alargarse más de lo previsto si se mantiene adecuadamente con regularidad o si se realizan reparaciones, como es en el caso de la maquinaria.

novedades
Qué es la Microeconomía

En la entrada anterior hemos visto en qué consistía la macroeconomía: es la parte de la Economía que estudia magnitudes colectivas de un determinado país (o territorio). Es lógico que ahora nos aboquemos a la microeconomía, entendida esta como la parte de la Economía orientada al análisis considerando principalmente el comportamiento de los entes privados, ya sean empresas o personas. Básicamente, su interés reside en los trabajadores, los consumidores y las empresas.

La microeconomía es entonces la rama de la economía encargada de analizar cómo los hogares y las empresas asignan sus recursos limitados de acuerdo con el mercado y así toman sus decisiones. Por otra parte, estudia la forma en la oferta y demanda de bienes y servicios (y por tanto sus precios) son influidos por los comportamientos de las diversas unidades en el mercado.

La microeconomía analiza los distintos tipos de mercado pero también los mecanismos de los mismos que llevan a establecer los precios relativos de bienes y servicios, como así también las distintas asignaciones de recursos.

Uno de los casos a analizar es la distinción entre los tipos de mercado considerando el número de oferentes y demandantes que existen. Así, podemos clasificar según los resultados en competencia perfecta, monopolio, competencia monopolística, oligopolio y el duopolio. También se analizan, en caso de no existir, las variantes que permitan llegar a la competencia perfecta, como los posibles fallos en el mercado. Entre otras consideraciones, encontramos la ley de oferta y demanda, elasticidad de los bienes y servicios, la teoría del equilibrio o el costo de oportunidad.

Los precios en el mercado se establecen en virtud del modelo constituido por la relación entre oferta y demanda, apreciando la existencia de un vínculo directo entre el precio de los bienes y servicios y el número de unidades que los oferentes están dispuestos a ofrecer: a menos precios, menos unidades, y viceversa. Lo contrario ocurre en el caso de la demanda: a menor precio, mayor cantidad están dispuestos a obtener los compradores. Ambas curvas generan una interconexión de la que surge el punto de equilibrio en el mercado, ya sea para un bien o para un servicio.

A modo de resumen podemos decir que la microeconomía ofrece una estructura básica de análisis y datos orientada a aquellos profesionales de la administración que requieren un marco para la toma de decisiones cotidianas o la aplicación de estrategias, sean estas en el área de diseño y orientación del marketing, área de ventas, o en relación con clientes y proveedores, entre muchísimas otras disposiciones.

novedades
Qué es la Macroeconomía

La rama de la economía que tiene como objetivo estudiar las magnitudes colectivas correspondientes a un sistema económico es la macroeconomía. Dichas magnitudes generalmente son establecidas para un territorio concreto o un país.

La Renta nacional es un término macroeconómico que se refiere al conjunto de bienes y servicios producidos en el plazo de un año en una economía nacional. Habitualmente es representada por Y, que a su vez se identifica como la suma del Producto Bruto Interno más las exportaciones.

Se entiende por Producto Bruto Interno (PBI) como el sumatorio de del consumo privado (representado por C), el consumo o gasto público (G), las inversiones privadas y públicas (I), y la diferencia entre exportaciones (X) e importaciones (M). Dado su enfoque, la macroeconomía es de enorme utilidad para la gestión administrativa y política de un país. Mediante la utilización de los modelos económicos, esta rama en especial de la economía tiene como objetivo la simplificación de la enorme diversidad de relaciones económicas que existen en un estado.

El valor añadido puede ser utilizado también para definir el Producto Bruto Interno de un determinado Estado. De igual manera, es la suma de inputs netos de cada uno de los sectores de la economía. También es posible definirlo en función de los ingresos y de la distribución: la sumatoria de los salarios que provienen del trabajo (RL), las retas procedentes del capital (RK), los beneficios (B), las amortizaciones (A), los intereses financieros (Rr) y la diferencia entre impuestos indirectos (Ii) y subsidios (Sb).

Si bien estas cifras se calculan de manera independiente al número de habitantes, existe un cociente entre el Producto Bruto Interno y el número habitantes en un determinado Estado o economía nacional llamado Renta Per Cápita. También, al equilibrio de la balanza comercial, se exige que el ahorro (A), menos la inversión (I), sea igual a la diferencia entre exportaciones (X) e importaciones (M).

Dadas las explicaciones, podemos considerar las siguientes cuestiones como las centrales en la macroeconomía:

  • La productividad: crecimiento generado por la población activa, determinado por el índice de progreso técnico.
  • Ciclos económicos: analiza movimientos oscilatorios que experimenta una economía, sus tendencias y repercusiones en el PBI.
  • Crecimiento económico a largo plazo: la producción de bienes y servicios en un período determinado y los factores que inciden en su crecimiento.
  • Desempleo: el desempleo y la forma en que afecta al país es motivo de análisis.
  • Inflación: analiza los componentes que influyen en el incremento relativo de bienes y servicios. También se considera la deflación, siendo esto cuando se reducen los precios de forma generalizada.
  • Cuentas públicas: el peso del sector público suele ser elevado. Por tanto hay que analizar el comportamiento del estado y su influencia en la economía. Se presta atención al déficit y al superávit público, y por tanto a la evolución de la deuda pública.