Skip to main content
BLOG/Finanzas

¿Qué es el Capital en Economía?

agosto 19, 2022

La producción cuenta con cuatro factores fundamentales, los cuales son: trabajo, tierra, tecnología y capital. Este último abarca los bienes durables orientados a la realización de servicios o fabricación de otros bienes.

A través de esta definición podemos concluir que para generar valor es necesario el capital. Esto se logra de diferentes maneras, ya sea con venta de valores, obtención de utilidades sobre la tenencia o con la fabricación de otros bienes.

El capital no es el único factor a la hora de producir servicios o bienes sino que debe combinarse con otros. Esto dependerá de qué bien se quiera producir y qué tecnología se utilice. El capital es clave, dado que si aumenta potenciará al resto de los factores productivos. Por el contrario, de mantenerse fijo, el aumento del resto de los factores igual dará un resultado decreciente.

Por último, el capital también hace referencia a los recursos financieros involucrados en determinado tipo de proyectos.

El principal objetivo del capital es la obtención de ganancias (o como alternativa, intereses sobre las posibles actividades económicas o inversiones). Si bien no garantiza éxito su inversión, es un factor que su utilización puede generar valor.

Algunas de las categorías en las que puede agruparse el capital son:

  • Según quién lo posee, el capital puede ser público (propiedad de un gobierno o Estado, como pueden ser los edificios públicos); o privado (empresas, organizaciones o personas particulares, como pueden ser las maquinarias de un fabricante).
  • Según cómo se constituya, puede ser físico (aquello visible y tangible, como computadoras, maquinaria, etc.); o intangible (real pero no tangible, como marcas, ideas o imágenes).
  • Según el plazo, en cuanto se pretenda obtener ganancia a corto (productos para fabricar y vender en el plazo de un año, por ejemplo) o largo plazo (donde la expectativa de ganancia está puesta en años por venir, como puede ser las inversiones en infraestructura).

Por último, podemos mencionar otros tipos de capital, como ser: capital financiero (el patrimonio de una persona), capital humano (habilidades profesionales que alguien puede poseer y su valor económico), capital riesgo (aquello invertido en empresas privadas), capital social (aquello invertido por socios a una empresas para obtener una parte de la propiedad de la misma) y capital flotante (porcentaje accionario de una compañía, accionariado, que está en circulación y que potencialmente puede ser adquirido por inversores minoristas).

Si bien parece una obviedad, no hay que confundir el capital con el capitalismo, siendo este último un sistema económico y social.