Skip to main content
BLOG/Préstamos Personales

¿Cuál es el Origen de los Préstamos?

mayo 03, 2022

La vida en comunidad de las personas hace que sea necesario un código común al momento de intercambiar bienes y servicios. Esto ha sido así desde las primeras sociedades, por lo que ha habido diferentes maneras de hacerlo. Repasaremos los orígenes del préstamo y sus distintas metodologías.

Un primer precedente del crédito podría ser los préstamos de granos en lo que se llama “el mundo antiguo”. En la cultura fenicia, por ejemplo, se prestaban granos para continuar la siembra. Estamos hablando del año 2000 a.C.

Más cerca en el tiempo, los imperios griegos y romanos tenían formas más cercanas al préstamo tal como lo conocemos en la actualidad. La figura del prestamista ya estaba instalada, quienes hacían empréstitos, junto con otras actividades tales como aceptar depósitos y cambiar monedas. Guiados por hallazgos arqueológicos, también en sociedades asiáticas se encontraron evidencias de los préstamos monetarios.

En el caso específico de la sociedad romana, ya estaba instalado el concepto de interés. Si bien era una comunidad de vanguardia en lo que refiere a sus leyes, la tasa de interés no estaba regulada, por lo que era potestad del prestamista establecerla.

A fines del siglo XIV, Juan de Medici fundó su famoso banco. El Renacimiento italiano fue donde tomó forma la Banca, muy similar a como la conocemos hoy. Los poderosos de las ciudades del norte llevaron adelante sus propios emprendimientos, estableciendo las reglas a su paso. Como detalle particular, hacia el año 1100 surge el concepto de banquero (banchieri, en el original), por las personas que se sentaban en los bancos a hacer transacciones de este tipo.

Una vez establecida, la Banca empezó a extenderse. Así llegó a lugares como Ámsterdam (siglo XVI) y Londres (siglo XVII), donde se produjeron numerosas innovaciones. En cada lugar, hay infinidad de anécdotas. En España, por ejemplo, grandes banqueros y prestamistas llegaron a tener una fortuna incalculable. Algunos fueron miembros de la Compañía de Jesús, siendo el catolicismo la principal religión allí. La paradoja se da en que en siglos anteriores, los miembros de la religión cristiana estaban en contra de la usura y los préstamos con interés. Las religiones están muy ligadas a la historia bancaria. Tanto judíos como cristianos tienen su propio desarrollo en este ámbito, en donde realizaron aportes.

La historia del crédito es, de alguna manera, la historia de la humanidad y las sociedades modernas. En cada momento histórico se han producido cambios que han afectado directamente la forma de hacer negocios. El pago diferido es, sin dudas, una de las razones por las cuales se han producido los mayores crecimientos económicos de la historia.