Skip to main content
BLOG/Finanzas

Vida Útil de un Activo

mayo 19, 2021

El período de tiempo en el cual se espera que un activo determinado de una empresa contribuya con la generación de ingresos es denominado vida útil de un activo.

El concepto de vida útil de un activo tiene a considerar determinados elementos, como el desgaste por el uso, los posibles cambios en la demanda de los bienes y servicios a cuya producción colabora, la incidencia de factores naturales, como también la posible pérdida de vigencia del activo como consecuencia de su superación tecnológica.

Si bien estas definiciones engloban todo tipo de activos, podemos diferenciar dos: activos circulantes y activos fijos. Estos últimos no están supeditados al ciclo económico a corto plazo. Entre ellos se encuentran las oficinas, el mobiliario, los vehículos y el material informático, entre otros. La función de los activos fijos es la de garantizar el funcionamiento correcto de un negocio, sin ser su objetivo obtener liquidez a corto plazo, como sí lo es la función de los activos circulantes.

Cada uno de los activos de una empresa tiene fijado un tiempo en el que puede ser usado, en general expresado en años. Su expectativa suele estar basada en experiencias previas, de la propia empresa o del rubro en el que se realiza la actividad.

El término “depreciación” está muy vinculado a la definición de vida útil de un activo. Estos términos están interrelacionados, dado que para calcular la depreciación o amortización de un activo fijo hay que conocer su vida útil pero también su valor residual.

El método de cálculo más frecuente que se suele utilizar para saber el grado anual de depreciación es el de método lineal. En él se resta al valor del activo (importe que se abonó en el momento de la compra) el valor remanente, y se lo divide por su vida útil.

La vida útil de un activo también puede alargarse más de lo previsto si se mantiene adecuadamente con regularidad o si se realizan reparaciones, como es en el caso de la maquinaria.