Skip to main content
BLOG/Finanzas

Cómo funciona una Tarjeta de Crédito

julio 27, 2021

La tarjeta de crédito es un medio de pago que permite al cliente del banco pagar una suma de dinero de la cual aún no dispone en su cuenta bancaria, bajo la presunción de que contará con el dinero al momento de pagar la cantidad adelantada.

Las tarjetas de crédito permiten realizar pagos o incluso obtener el dinero sin la necesidad de tener fondos al momento de la transacción, siempre hasta un límite de crédito prefijado. De esta manera, hay dos alternativas al momento de pagar el dinero dado en crédito: pagarlo a fin de mes sin intereses o devolverlo en diversos plazos con un interés sobre el saldo dispuesto. En resumidas cuentas, al momento de usar una tarjeta de crédito el banco hace un pequeño préstamo que hay que devolver. Es importante que si se utiliza este tipo de financiación sea de forma responsable, dada la obligación de hacer frente a las cuotas pactadas.

Hay algunos aspectos que el cliente debe conocer al momento de solicitar el producto, a fin de gestionarlo correctamente.

El primer paso, como siempre decimos, es hacer un análisis a conciencia de las necesidades y posibilidades que se tiene. Esa es la única forma de elegir la tarjeta más conveniente y poder utilizar la línea de crédito brindada de manera responsable. Por ejemplo, las tarjetas suelen contar con una cuota anual, la cual se especifica en el contrato. Conviene estar al tanto de las comisiones por renovación, emisión y mantenimiento de la tarjeta, como así también por la consulta de movimientos a través de cajeros automáticos y por la retirada de efectivo.

También se debe tomar nota del plazo de devolución. Este puede ser en un pago a final de mes (posibilidad que no tiene interés) o retornarlo en varios plazos con interés sobre el saldo dispuesto. Hay que considerar que el tipo de interés puede llegar a superar el 20% TAE, y que varía en función de la entidad bancaria que lo brinde.

A su vez, es conveniente investigar acerca de las ventajas asociadas a las tarjetas. Por ejemplo, según la modalidad de la tarjeta, puede tener incluido sin coste adicional seguros del tipo para accidente, asistencia de viaje u otro. Cuando el cliente ha investigado los diferentes aspectos aquí detallados y toma la decisión de solicitar una tarjeta de crédito, es el banco quien analiza el perfil crediticio del solicitante, a fin de comprobar si puede afrontar los gastos y concretar la devolución del dinero adelantado. Es habitual que la entidad revise deudas del cliente, historial de pagos, ingresos y actividad laboral. Si bien no es lo habitual, también podría solicitar una certificación de bienes. Todo este proceso puede demorar cerca de treinta días.