Skip to main content
BLOG/Deudas

Deuda Pública del Estado

septiembre 20, 2021

La deuda soberana (también conocida como deuda pública) es aquella deuda total mantenida por un Estado con inversores, los cuales pueden ser particulares o incluso otro país.

La deuda pública total de un Estado se corresponde con la totalidad del conjunto de administraciones públicas. Por ejemplo, en Argentina corresponde sumar la deuda que llamaríamos del Estado central, más la de todas las provincias y administraciones locales.

Cuando un Estado gasta más de lo que ha ingresado incurre en lo que se denomina déficit público. Es entonces que precisa encontrar una fuente de financiación externa. Para conseguirla, realiza emisiones de activos financieros.

Comúnmente estos suelen ser títulos de deuda, como bonos, letras del tesoro u obligaciones, las cuales las utilizan para financiar ese déficit.

Un elemento a resolver es el tipo de interés que tengan estas emisiones. Este estará basado en la seguridad que genere el Estado emisor de los títulos y dependerá de la confianza que tengas los mercados en que se devolverá el dinero. Hay instituciones como las agencias de rating que otorgan una nota a la calidad crediticia de las emisiones o a la probabilidad de pago. La prima de riesgo es la diferencia entre los tipos de intereses que existen en cada país.

Los ejemplos concretos son muchos y variados. Un país que necesita financiarse para invertir en obra pública, pero aún no percibe el grueso del pago de impuesto, puede emitir letras del tesoro por el equivalente total a la cantidad que necesita, prometiendo devolver, al término de un año, un 4% del valor invertido. En este ejemplo, el país obtiene la cantidad necesaria y su deuda pública se incrementa en esa cantidad más el 4%.

Una de las formas de medir la deuda pública es obtener el porcentaje de la división entre el Producto Bruto Interno del país (PBI) y la deuda pública. En la deuda pública identificamos tres tipos:

  • A corto plazo: son las que cumplen la condición de que su vencimiento no supera el año, como las Letras del Tesoro.
  • A mediano plazo: aquí se encuentran los bonos del Estado, y son los que se utilizan en general para los gastos ordinarios del Estado.
  • A largo plazo: este tipo de deuda es de larga duración, y en algunos casos es perpetua. Se utiliza para hacer frente a situaciones especiales o gastos extraordinarios.

De igual manera, una de las clasificaciones más importantes dentro de la deuda pública es la que diferencia la deuda interna de la externa.