Skip to main content
BLOG/Cheques

Qué Hacer con un Cheque Vencido

junio 01, 2022

Una de las cuestiones fundamentales a la hora de utilizar cheques es conocer la fecha máxima que tienen como límite para acceder a los fondos. Todo cheque emitido cuenta con un plazo de treinta días para que el beneficiario lo presente en la entidad bancaria correspondiente y hacerse del pago. En el caso de los cheques de pagos diferidos, se aplican los mismos treinta días, pero a partir de la fecha estipulada para el cobro. Es decir, los treinta días correrán a partir del plazo que haya indicado en el cheque el librador.

¿Eso significa que si han pasado los treinta días perdí mi derecho a cobro? No, existen algunas alternativas que revisaremos. Sí hay que dejar algo en claro: pasados los treinta días, el cheque pierde su validez.

Una forma sencilla de reclamar el dinero por cobrar es coordinar con el librador la emisión de un nuevo cheque. Dado que el cheque vencido no se cobró, se establece una nueva fecha de cobro con la emisión de un nuevo instrumento. Otra alternativa, menos conocida, se da en caso de que hayan pasado pocos días del vencimiento del cheque. En ese caso, el banco puede intentar comunicarse con el librador (su cliente, pudiendo ser este un particular o una empresa) y alertar de la situación, para luego solicitar permiso para emitir el pago. En caso de que el emisor constante los hechos y esté de acuerdo, el banco puede abonar el monto indicado, aclarando en el cheque previamente de forma manuscrita que ha sido autorizado.

En caso de la emisión de un cheque nuevo, las reglas son las mismas de siempre. Para cobrarlo, puede presentarse en ventanilla o ser depositado. En este último caso, probablemente demore 48 horas en ser acreditado. En caso de ir por ventanilla, el efectivo se otorga en el momento, pero esta opción no siempre es viable, y debe responder a ciertas pautas estipuladas, como ser el monto del cheque o que esté librado a favor del titular de la cuenta bancaria. Tanto los cheques cruzados como los que tienen la leyenda “para acreditar en cuenta” sólo pueden ser depositados.

Además del plazo para el cobro, hay otros motivos por los cuales los cheques pueden ser rechazados. La escritura, la forma de endoso, la coincidencia del monto en números y en letras, la fecha y otros detalles son de suma importancia para que el cheque sea válido. Por supuesto, que el cheque esté firmado es uno de ellos.

Entendiendo todo lo que compone la metodología de los cheques, es que podemos hacer uso de esta herramienta tan práctica a la hora de cobrar o pagar.